ENAMORA A TUS HIJOS DE LAS FRUTAS Y LAS VERDURAS

nina comiendo fruta

Las frutas y verduras son los grandes aliados de la dieta humana y alimentos esenciales en las etapas de crecimiento y desarrollo. En la pirámide de la alimentación saludable se sitúan en la base, es decir, en el consumo diario.

Se aconseja ingerir al menos 5 raciones de frutas y verduras al día

Estos alimentos están libres de grasas y aportan una gran variedad de vitaminas, minerales, fibras, siendo ideales para la prevención de la obesidad infantil y otras muchas enfermedades. ¿El problema con los más pequeños? Convencerlos para su consumo y transmitirles la importancia que tiene para su salud una buena alimentación.

Diversos estudios indican que los niños intentan saciar su hambre de forma instintiva, por lo que se inclinan por más saciantes, prefiriendo el consumo de productos a base de cereales, azúcares, féculas o grasas.

Por otro lado, los gustos ácidos, salados y amargos se aprenden, lo que conlleva una aceptación más personal, mientras que el gusto dulce es innato. Factores sociales también inciden en la alimentación de los más pequeños. Así podemos encontrar numerosos anuncios que orientan al consumo de galletas y lácteos como alimentos idóneos para los niños, al traslado de las celebraciones de cumpleaños a restaurantes de comida rápida o a primar la bollería y los bocadillos como almuerzo en el colegio.

Cómo convencer a los niños de que coman fruta y verduras

Te proponemos algunos consejos para que los niños acepten incluir la fruta y verdura en sus menús diarios y dejen de despreciarlos atendiendo al sabor, color, textura o forma de preparación.

  1. Iniciar a los niños en el consumo de frutas y verduras cuanto antes. Según los especialistas en nutrición infantil, entre los 2 y 4 años se acepta más fácilmente los nuevos alimentos es más fácil en los niños de entre 2 y 4 años.
  2. El ejemplo inspira comportamientos. Si en el entorno familiar de un niño se consumen y disfrutan alimentos saludables, los niños, con su gran capacidad de observación y aprendizaje, tenderán a imitar esa conducta. Si quieres aumentar las probabilidades de que tu hijo consuma frutas y verduras, estimúlalo con frases que aumenten su curiosidad alabando el sabor del producto.
  3. Sé perseverante. No te rindas y mantén la constancia de sacar a la mesa frutas y verduras. El rechazo irá disminuyendo en la medida que se repita la exposición de estos alimentos.
  4. Imaginación a la mesa: La variedad de las piezas resultará en platos más coloridos, menos aburridos y más atractivos. ¡Ah! Y no olvides presentar la fruta ya preparada y cortada o la verdura con una divertida presentación. Intenta variar de fruta casi a diario y ofrécesela en forma de zumos, macedonias, brochetas, helados, bizcochos o batidos. Utiliza los moldes de cortar galletas para cortar las frutas de formas divertidas y, sobre todo, hazle partícipe de la preparación. Confecciona con tu hijo un mural para el frigorífico con el menú diario de frutas y verduras para toda la familia y casillas para marcar su consumo. Recuerda que el juego y las recompensas son grandes motivadores.
  5. Añade frutas y verduras a sus comidas preferidas. Por ejemplo, puedes añadir fruta al yogur o combinarla con los cereales o introducir guisantes en un plato de pasta con tomate.
  6. Adapta las porciones. Recuerda que los platos extra son un error. Y que no podemos pretender que los niños coman las mismas cantidades que los adultos.
  7. Compra con ellos. Hacerles partícipes de la hora de la compra, dejando que el niño seleccione las piezas de fruta que más le gusten, ayudará a que se sienta importante y reforzará el aprecio por estos alimentos.
  8. Las rutinas fijan conductas. Establecer un horario para consumir frutas, crear un “momento de la fruta”, facilitará la valoración del alimento.
  9. Insiste, pero sin forzar. Debemos evitar que el niño haga una mala asociación sobre un alimento imponiendo su consumo. Solo hazle saber que al menos ha de probar un bocado. Sé insistente en el tiempo, no en el momento.

Esperamos que leer nuestro artículo de cómo convencer a los niños de que coman fruta y verdura te haya ayudado. Gracias por leer nuestro blog de murciaterapia.es